4 imprevistos comunes en el tratado de un contrato de leasing de la flota


Los dueños de flotas son lo suficientemente sabios para revisar todo lo que necesitas el convenio de leasing y amoldarse a los pormenores en que normalmente se hacen los acuerdos. Porque es el área industrial que más afecta al apoderado de flotillas.
Usted ha sido llevado por el proceso de solicitud de proposiciónes y escogió un un servicio de leasing, ahora es cuando se debe pactar el convenio. Muchas veces, podría verse como que muchos de los acuerdos de leasing son iguales y sobra muy poco para pactar a parte de la típica argumentación judicial sobre la que las legislaciones del gobierno regirán el pacto, etc.
No obstante, los gestores de cuadrillas son capaces de inspeccionar todo el documento y habituarse a las condiciones en que se hacen acuerdos. Por el lado del establecimiento del convenio y no del punto de vista legal, la mayoría de los encontronazos del apoderado de flotilla y mandatos esenciales son capaces de pasarse por alto.
1. Pago vs retorno de inversión
La mayoría de los automóviles de la flota de producción mexicana usualmente se venden a un descuento sobre el precio de bollo de factoría y a veces, los autos importados también. Se generan irregularidades, incluyendo algunos diseños de pompa o las marcas y los automóviles pertenecientes a un concesionario para las solicitudes emergentes.
2. Tips de facturación
Muchos de los contratos de locación contienen una flota “15 / 15 ” de comienzo de para generar la factura. Los vehículos sacados de trabajo antes del día 15 del periodo se pueden facturar a lo largo de todo el mismo mes; estos que están en provecho posteriormente del día 15 se facturan en el mes próximo. Lo contrario es evidente para los coches sacados de servicio.
3. Consenso de Ajuste de Alquiler
Otro error de los gestores de flotillas es que a menudo no hacen la incorporación de un convenio de estado de provecho (SLA) en el contrato o en un convenio adjunto autorizado por ambas partes.
4. Arriendo circunstancial
Para las flotillas de autobuses que te exigen upfitting en los cuerpos, material de amarre, grúas y otros equipos especializados, florece la situación de la renta intermediaria. Las cajas de trailers están clasificados de taller y el que renta regula la repartición sin retardos del vehículo al suministrador del tronco, donde se realiza el uplift y el motor terminado tripulado para su devolución al conductor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s